cabecera

DÍA DE LOS PUEBLOS ORIGINARIOS

El solsticio de invierno es considerado por los pueblos indígenas como un renacer. Es el período del año en que la naturaleza se renueva. Ha finalizado la época de cosecha y el descanso necesario de la tierra, ésta última ya está preparada para su nuevo tiempo de fertilidad. Se acerca la siembra. Pronto, los brotes emergerán desde la tierra, los animales cambiarán su pelaje y el agua de los ríos se nutrirá de lluvias y deshielos. Este momento es visualizado como el tiempo en que “El sol emprende su camino de regreso” a la tierra, regresa la luz y con ella, la vida en todo su esplendor.

Conmemoramos en cada ciclo, el año nuevo indigena que marca el inicio de un nuevo ciclo de vida, en el hemisferio sur esto ocurre en el mes de junio, entre los días 20 y 24, compartimos con ustedes imágenes de nuestra celebración.